sábado, 28 de febrero de 2009

David Cavazos Sexy y bailador

Romántico, sexy, bailador, pero sobre todo entregado a sus canciones y a su romanticismo, David Cavazos agradeció a su público que le aplaudió y lo acompañó a su segundo concierto en menos de un año en el Lunario del Auditorio Nacional.El juvenil intérprete regiomontano que en este enero cumplió un año de haber sido lanzado como el cantante y compositor del nuevo romántico para los jóvenes, llenó el lugar y agradeció a los presentes su asistencia, con todo y que se viven tiempos de crisis.“Yo creí que esto iba a estar vacío, gracias, muchas gracias por estar conmigo en esta noche. Y como les prometí, será una noche romántica y qué mejor para continuarla que con El deseo”, dijo David Cavazos en la segunda canción, después de haber interpretado como inicio Lentamente caer.Vestido de negro y sentado previamente en una silla alta con micrófono que quitó su pedestal para continuar entre parado, bailado y sentado, Hoy no marcó la plática que mantuvo hasta el final de las 15 canciones, para beneplácito de los presentes que en todo momento no dejaron de aplaudirlo y gritarle.De hecho, una de sus seguidoras que estaba en las primeras mesas frente al escenario, se levantó para entregarle una rosa, la que besó y agradeció, así como otra de sus fans, quien le pidió en pleno show musical un autógrafo, que por supuesto le dio. Feliz de estar interpretando para la noche romántica de principio a fin continuó con Cúrame o mátame, y de manera arriesgada y que le mereció el aplauso, Sabor a mí, de su autor favorito, Álvaro Carrillo, y remató con La puerta.Pídeme volvió a convertirlo en su propio autor e intérprete, que de nueva cuenta volvió a sorprender con los temas Sabor, sabor y Costumbre, pues dijo admirar a Alberto Aguilera, mejor conocido como Juan Gabriel, y cantar una de las canciones que tanto le gustan del compositor.Tus ojos, de su inspiración, y canción que casi no la termina de escribir, si no es por su propia madre, quien se la exige, fue la que continuó con el repertorio que ya casi llegaba al final de su concierto, y que agradecido lo concluyó con los temas Qué decir y No es no.Con esta última canción presentó al cuarteto de músicos y dijo adiós emocionado de que esa noche no lo dejaran solo, y la convirtieran en total romanticismo, donde se perfiló como de los mejores, pero que por supuesto tuvo que volver a salir para complacer con tres canciones más luego del “otra, otra, otra”.“Por supuesto que iba a volver, es parte del show y siempre se hace, así que siéntense que esta canción que les voy a interpretar la compuse agradeciendo a mi natal Monterrey, pero ahora se la voy a dedicar a la Ciudad de México, que me ha dado mucho, gracias a ustedes”.Y así, llegó al final con Puede ser, con dedicatoria a la Ciudad de México y sus seguidores, y por supuesto concluir con sus dos éxitos obtenidos de su disco debut, Súbito latido y Bruja hada, este último tema, su primer gran éxito.Entre el público y llegando muy temprano estuvieron Julio, del terceto Reik; Óscar, ex de Vaselina, y quien no podía faltar, su amiga y con quien se ha ‘echado palomazos’ Ana Victoria, quien no fue sola, sino bien acompañada de un rubio de cabello largo, que más que pareja, parecía su compañero para esa noche de concierto.Ciudad de México/Óscar Díaz

1 comentario:

  1. Estoy muy contenta porque compre mi disco de David Cavazos y voy a poder conocerlo, aquí ta la promo por si quieren ir chicas, besos bye!!!!!
    http://warnermusic.com.mx/ecard/cavazos/especial/

    ResponderEliminar